viernes, 24 de agosto de 2007

Trabajando Valparaiso


En estos días y por motivos más laborales que profanos he tenido que recorrer distintos lugares de Valparaíso, lugares particulares que no conocía porque generalmente están muy alejados del circuito más tradicional o del típico recorrido turístico pero, que aportan una dimensión humana y real, tal vez intangible pero llena de patrimonio cultural y social, presente en cada rincon de este puerto de mil caras y colores.

He recorrido en la tarde noche los circuitos que frecuentan los niños, adolescentes y jóvenes que vagan la mayor parte del tiempo aplanando las calles y de otros que simplemente viven literalmente en la calle, y que gastan sus horas entre consumos de los mas diversos tipos, pasando desde los juegos de Internet en los ciber o las maquinillas de juegos de azar hasta el consumo de sustancias de los mas variados tipos y especies, jugando y buscando, sin medir el riesgo o el daño.

La foto corresponde a una vista sobre la bahia que se obtiene a mitad del cerro Mariposas, donde se aprecia casi en primer plano, la cancha del Auditorio Osman Perez Freire, tambien conocido como "El Audi"

He vuelto a realizar visitas domiciliarias llegando hasta aquellos lugares que no llegan los ascensores, a los rincones mas recónditos de algunos cerros, como el Cerro Mariposas, el Cerro Toro o el Cerro Arrayán por ejemplo, contemplando por una parte una vista particularmente hermosa y diferente de Valparaíso, apreciando una panomarica desde los puntos mas altos de la ciudad desde donde los barcos se ven pequeñitos, donde hay imponentes casas del siglo pasado que han sido restauradas y convertidas en lofts o nuevos departamentos y donde también, un poco mas arriba por cierto, existen viviendas asentadas justo en medio de las quebradas, y que se sostienen en condiciones tan precarias que de seguro se caen con el próximo temporal, donde la pobreza y las condiciones de vida son humillantes e indignas.

Eso de recorrer el puerto de noche caminando en lugares lúgubres y poco habituales, buscando niños que están tratando de ganarle a una vida llena de problemas, de ser resilientes a pesar de todo, no me deja indiferente. Eso de recorrer el camino cintura, pero en las facciones que recorren los cerros que no aparecen en las guías turísticas, donde está el chalet picante por ejemplo, donde los niños encumbran su volantín en la quebrada que es el patio de su casa, donde el patrimonio está en las personas que habitan esos cerros, donde el pavimento no llega, ni siquiera para las escaleras, donde sin embargo, los colores vuelven a ser infinitos, pero siempre quedan atrapados entre el azul del cielo y el profundo azul del mar....

Este Valparaíso me ha llenado de nuevas vistas,
de mucha reflexión y de ganas de seguir desentrañando este puerto que tal y como dijera mi amigo el Gitano Rodriguez "amarra como el hambre".

Las dos fotos anteriores muestran la parte mas alta del cerro mariposas y fueron extraidas desde un blog porteño de fotografia

32 comentarios:

pablo dijo...

Las diversas caras de Valpo...
con sus noches llenas de celebracion para algunos ..mientras que para otros se confunde la violencia ,,la miseria y las pocas posiblidades de surgir.
Es esta diversidad la que muchas veces puede ser vista tan cercana por nosotros y en otras se aleja muchas veces de nuestros ojos que no permiten mirar mas allá,,,,, para no ser reales actores de cambios para aquellos que esperan ventanitas de oportunidades.

abrazos
linda foto

y buena la pelicula de anoche

besitos amiga

yO

Evan dijo...

Muy vivo tu relato, sentí que estaba ahí en valapríso recorriendo esas calles y viendo esos niños.

Un beso Pao!

Matvi. dijo...

Admirable tu labor, Pao. Cúidate mucho, pero no la dejes. Basta con que un solo niño te necesite, para que todo valga la pena.

Juan Manuel Cáceres dijo...

De acuerdo con matvi. Basta con que una sola persona te necesite para que valga la pena y basta con que una encuentre tu mano para que pensemos que hay que seguir en esto.
besos colega... y un abrazo para nuestro amigo Ivan

Cesar Vo dijo...

Para mi cada ciudad que tenga el mar como frontera será mágica...

No he estado nunca, pero con esta reseña me han entrado ganas de conocerla.

Un Abrazo,
CV

°°JanEKew°° dijo...

hola Pao
hoy anduve en Valpo, fuimos a comer chorrillana con unos amigos de la universidad... me surgieron deseos de llamarlos, pero dps me dije que no :-s

ahora ya estoy en Santiago, me gusta Valparaíso y me atraen sus enormes contrastes... es tan vivo, no sé

espero ir pronto y quizás ahí sí me anime a llamarlos :-s y me hacen un tour si tienen tiempo, sabes me gustaría conocer aquellos lugares casi recónditos de los que hablas y caminar y caminar y caminar...

saludos =)

Pamela dijo...

Querida Pao: Lo increíble es que que esos caminos que no son los turísticos están tal y cual los recorrí yo hace treinta o más años cuando estudiaba en el Pedagógico. Sólo ha cambiado el nombre de las drogas que consumen los niños. Pero mientras haya gente como tu, no todo está perdido. Un abrazo con mis respetos

paola dijo...

valparaíso siempre tiene algo viejo para volver a visitar y algo nuevo para conocer. te felicito. tocaya.

Violeta dijo...

la última foto es de "la Ruda Poniente" del Cerro Mariposa!
Cuántas veces he aplanado cerros con mis caminatas eternas, siempre admirándome de la hermosa bahía, y por qué no decirlo, maravillándome y aprendiendo de los recursos infinitos de los y las habitantes de los cerros, del Valparaíso que amarra como el hambre, de sus escaleras desteñidas, de sus distintos grises.
La figura de la visita domiciliaria nos da la posibilidad de acceder a una parte de la compleja cotidianeidad, conocer historias, mundos, vidas... Noejar de aprender ni tampoco, de soñar mundos distintos, y apuntar al cambio social.
saludos, colega y buena experiencia la que tienes de recorrer los Valpos infinitos...

Violeta

Aurefaire dijo...

hola amiga como andas???
sorry ando un poco perdida estos dias...

te mando besitos y espero q tengas un buen inicio de semanaaaaaaaaa

Cerrado por Derribo dijo...

Pao; Para mi Valpo es una mina de oro que nunca terminas de descubrir, su belleza sublime, sus contrastes, su encanto, todos elementos que hacen una tremenda ciudad imposible de olvidar

Angie Sandino dijo...

A mi valparaiso me gusta mucho, tienes de todo en un pequeño lugar y paisajes preciosos...estoy archi requete recontra resfriadisima!!! espero no contagiarte y te deseo una super semana! Mil besos!

Carlos dijo...

Pao, haces bien en mostrar "el Valpo, el paraíso" que no ven las autoridades ni políticos.
Peor los turistas.

Esperemos en algo cambie.

Un abrazo.

Barry dijo...

Es increíble como el mundo laboral abre la percepción y, por sobre todo, nos permite abrir puertas y er que hay detras de ellas. Sobre todo en los trabajos en que las personas son el ámbito en que hay desempeño.
Bonitas fotos las que pusiste. Un gran saludo desde acá

Marce dijo...

Imagino Valpo en su otra cara, lejos de la foto postal, mostrándose en su lado más abandonado y olvidado.
Así también es el puerto de mi vida, juro que algún tendré que mudarme ahí y ser parte de esa mística que solo esos cerros tienen.
Un abrazo Pao, con corazón porteño

gonzalo dijo...

en qué andas metida amiga?

Katy dijo...

Pao:
es verdad son muy impresionantes las cosas que puedes llegar a ver cuando se anda por lo cerros metidas donde solo las personas que viven ahi son las que llegan.
En uno de esos recorridos fue cuando me tope en toda la cima del cerro, donde ya no quedaban mas casas, con una verdadera casa de muñecas tamaño natural, los dueños de la casa la hicieron cuando vieron la foto en una revista de Disney. Increible no.
Saludos,
Katy

LauraBaires dijo...

Admiro las personas que saben ver rosas en el desierto. Habla de sensibilidad...Habla de buena fibra... Blanda, flexible, abarcativa.

Un beso

kiantei dijo...

Hermosas postales de caras ocultas.
Ha sido un largo periplo volver a encontrarte y me alegro mucho.

Un beso.

Scheherazade dijo...

Precioso...llegar gracias a ti.

Mil y un besos

gonzalo dijo...

amaneciste ya?

Alfonsina dijo...

Pao, qué lindas fotos, Valparaíso sin lugar a dudas encanta, pero muchos vemos sólo un lado de la moneda... Entiendo que tu pega se relaciona a la labor social?, si es así, te felicito, que gracias a gente como tú este es un país un poquito mejor.

Abrazos.

Alfonsina (...Cicuta O Maleza?...)

itscalledaheart dijo...

Hola Pao!
He estado en este maravilloso puerto en Julio del 98. Hace mucho tiempo atrás.
Espero volver a recorrer sus callecitas en Enero próximo.
Un abrazo trasandino.

M.

Winsnt dijo...

Me gusta leer un poco de realidad de vez en cuando. Al leerte coincido enr ecuerdos con otras caras de nuestro mismo mundo que he visto en geografías un tanto más distantes de santiago. Esas postales se repiten tanto que hasta me fatigo de sentir como se amuña mi corazón.

En cuanto a nosotros los sensiblientes, nos queda poner manos a la obra y usar la contemplación como motor de nuestra acción.
Lindas fotos y cautivantes relatos.
Suerte

LiterataRoja dijo...

cuanto deseo conocer valparaiso!

Casadas con hijos dijo...

Que hermoso es Valparaíso, con tu relato se puede conocer un poco mas de esa hermosa ciudad.

Cariños

Malaquías dijo...

Esos rincones son los más agradables de conocer, por ser para mí el Valparaíso auténtico. No se trata de hacer apología de la pobreza, o de las carencias, sino de verlas en toda su desnudez, a salvo de la imagen distorsionada por el folletín turístico. Un poco más arriba de mi casa en Valpo, hay muchas calles así. Gracias por el momento de nostalgia.

Saludos,

M.

A moonclad reflection dijo...

Que bonito es Chilito...sumale a ti y es preciosa....beso

PAZ TRAVERSO dijo...

Tienes un hermoso trabajo !!!!!!!!

Leonardo de Valdivia dijo...

"y es que, en el fondo, los reportajes de Garcia Marquez implicaban un trabajo mucho mas politico y revolucionario que el de la mayoria de sus contemporaneas de izquierda, y si sus textos lograban franquear la censura del regimen era porque el escritor, a diferencia de sus camaradas, no hacia politica demagogica y mitinera, ni entraba en entelequias ideologicas propias a investigar, a pensar y a narrar la realidad colombiana en cada linea, en cada pagina (utilizando muchas veces los mismos datos que le suministraban sus amigos del partido). Esencialemente, es lo mismo que hacia en sus cuentos y novelas, pero de forma traspuesta."

Garcia Marquez
El viaje a la semilla
La Biografia
Dasso Saldivar

PAOLA dijo...

Eres hermosa mujer, tus letras recien hoy las encuentro y en la simpleza me dan paz... quiero seguir pasando por esta tu realidad escrita.
en pocos dias pisare Chile, y Valparaiso esta en mi "agenda", solo que quiero vivir el verdadero...
Gracias... Eres Bella...

José dijo...

Transitamos por senderos paralelos que nunca más se encontrarán ? , como las viejas vias de los trenes que van a lugares inexistentes. El pasado está , permanece...? o se borra por la yuxtaposición de nuevos recuerdos ??
Ha sido difícil pero al fín encontré tu rastro .

Tu amigo del alma .....Pepe